• Por qué nosotros

    1Desterramos la desconfianza y desconocimiento en los nuevos canales sociales de venta.

    2 Contemplamos presupuestos en recesión para afrontar con éxito campañas de marketing.

    3 Localizamos su Comunidad en los Social Media para aumentar sus ventas.


    4 Le ayudamos a relacionarse con sus potenciales clientes.


    5 Establecemos sus estrategias de comunicación en los Social Media.
  • Contacto

    Thanks!

    Gracias por ponerse en contacto con nosotros. En breve le contestaremos.

    error key Required fields not completed correctly.

Cómo escribir buenos textos en la web

Ya hemos hablado de la importancia de ofrecer contenido original y de los consejos básicos para que esos textos posicionen de la mejor manera posible. Sin embargo, también hay que tener en cuenta las normas básicas de escritura que faciliten al usuario la lectura y comprensión del texto. Aquí podréis encontrar las principales cuestiones a la hora de redactar un texto para que llegue a los usuarios de un modo eficaz.

Elección de un buen titular: redacta un título para el texto que además de contener la palabra clave, sea descriptivo y funcional. Que muestre el objetivo principal del mensaje del resto del texto. No redactes exclusivamente para los motores de búsqueda, intenta que el lector encuentre valor en tus informaciones.

Atiende al diseño: hay que tener en cuenta aspectos como la tipografía, el color y el contraste para hacer más agradable la lectura. Si eliges una tipografía con excesivos ornamentos o colores estridentes o que contrasten demasiado, el lector se cansará rápido y perderá el interés por tu página.

Utiliza adecuadamente los signos de puntuación: no escribas frases excesivamente largas, utiliza los puntos y comas cuando sean necesarios para separar informaciones. Diferencia entre párrafos para que el usuario pueda saber qué tiene más importancia, qué está relacionado con qué, etc.

No repitas siempre las misma palabra: utiliza sinónimos para no escribir constantemente la misma palabra que provoca la pérdida de interés del lector y la sensación de escaso cuidado del texto.

Mantén un mismo estilo en tus publicaciones: respeta la tipografía, color, justificación, sangría, etc. en todas tus publicaciones (salvo que por alguna razón se quiera diferencia entre distintas secciones de la página) para dar sensación de unidad y que el lector identifique tus informaciones. Dota a tu web de un estilo propio y definido.

Repasa tus textos antes de publicarlos para evitar faltas de ortografía, asegurarte que la gramática es adecuada y de que todo lo que escribes tiene sentido y aporta valor.